Make your own free website on Tripod.com

LA CONSTELACION DE ACUARIO

Podemos asignarle el número doce, entre las constelaciones del Zodíaco, empezando por Piscis que es la primera. El Sol se encuentra dentro de Aquarius, desde el 16 de febrero, hasta el 11 de marzo (unos 23 días).

Se encuentra situada bajo Pegaso y es una constelación muy grande, aunque apenas hay estrellas brillantes dentro de ella. Tenemos en la constelación, una grandiosa nebulosa muy famosa que se conoce como la "Nebulosa de Saturno", pero es lástima que no sea visible a simple vista, ya que tiene de magnitud 7,2 y sabemos que las últimas estrellas que un ojo humano, con agudeza visual normal, solo alcanza a ver la magnitud 6.

La constelación, simula un hombre echando agua sobre la boca de un pez, situado bajo él en el cielo. En la primera constelación Piscis y en todas las que hemos ido citando, hemos hablado de las magnitudes de las estrellas más importantes de cada constelación. Decíamos en aquella primera, que en algún momento explicaríamos lo que representan las magnitudes y vamos a hacerlo ahora.

Parece una paradoja pero es así, cuanto mayor es la magnitud de una estrella, menos se ve. Una estrella de magnitud 3, brilla menos que una de magnitud 1. Desde siempre, las estrellas se han ordenado según su brillo aparente, llamando a las más brillantes de primera magnitud, a las siguientes de segunda, de tercera, etc.. Las últimas que se distinguen a simple vista son las de sexta magnitud.

No hay una relación fácil entre las magnitudes, pues para tener un brillo equivalente al de una estrella de 1a. magnitud, se necesitan 2,54 estrellas de 2a. magnitud, 6 de 3a., 16 de 4a., 40 de 5a. y así sucesivamente. Digamos con más rigor, que una estrella de 1a. magnitud, brilla tanto como 100 estrellas de la última que percibe un ojo humano, es decir de la 6a. magnitud. Esta relación nos da la escala de magnitudes.

*************

La mitología nos habla de que en Egipto se pensó que las inundaciones del río Nilo, eran producidas por el Aguador, al meter su jarra en el agua. El que Acuario fuera, o no popular, dependía mucho de dónde vivían los pueblos antiguos. Era adorado en las tierras secas, en que la lluvia era rara y escasa y, sin embargo, en otras zonas le culpaban de las inundaciones que arruinaban las cosechas.

Página Principal